Ir al gimnasio, ¿por la mañana o la noche?

Conoce los pros y contras de hacer ejercicio por la mañana o por la tarde.

Si ya te decidiste a llevar una vida más sana y quieres agregar una visita al gimnasio a tu rutina diaria, es probable que te estés preguntando cuál será la mejor hora en la que puedes ir. ¿Será en la mañana o en la noche?, ¿habrá alguna diferencia?, ¿impactará en mis resultados? Aquí en el blog de Magna Haus te compartiremos los pros y contras de cada opción para que tomes la decisión que más te convenga.

En la mañana

  • Para bajar de peso más rápido, los nutriólogos recomiendan hacer ejercicio antes de ingerir cualquier alimento a primer hora de la mañana. Si eres una persona mañanera y tienes tiempo de ir antes de salir al trabajo o la escuela, entonces aprovecha esto.
  • Evita que otros compromisos o urgencias intervengan con su rutina; si haces ejercicio por la mañana, es más probable que cumplas con su asistencia del día. Si eres una persona muy ocupada, vivirás poniendo pretextos para no ir; administra tus mañanas y seguro puedes incluir esos 50 minutos en el gimnasio que harán la diferencia.
  • Realizar ejercicio produce endorfinas que hace nos sintamos mejor, por lo que esta sensación es ideal para comenzar el día. Nada como empezar el día lleno de energía y buenas vibras.
  • Sin embargo, no todo es color de rosa. Por las mañanas, el cuerpo está más frío, lo que incrementa el riesgo a lesiones y reduce la eficiencia del ejercicio. Todo se arregla haciendo una buena sesión de calentamiento.
  • Para algunos es muy difícil comenzar el día de manera activa, por lo que es más complicado pensar en la idea de sesiones agotadoras justo al despertar.

En las noches

  • Al contrario de la mañana, durante la tarde y noche el cuerpo está más activo y caliente, lo que mejora la calidad del ejercicio y existe menos probabilidad de lesión. De cualquier manera es necesario realizar algunos minutos de calentamiento, no te confíes.
  • Por lo anterior, obtienes mejores resultados de resistencia y más ganancia de masa corporal.
  • Ya estás completamente despierto y activo, por lo que le será más fácil realizar tu rutina de ejercicio. Además, realizar alguna actividad física después de una jornada larga puede ser benéfico para tus niveles de estrés. Imagina que tuviste un día complicado en la oficina, subirte a la caminadora ayudará a que saques esa tensión de tu cuerpo.
  • Considera que si realizas ejercicio antes de irte a la cama, es probable que te cueste dormir, pues el cuerpo continúa con alta actividad y el ritmo cardíaco acelerado, retrasando el sueño. En ocasiones ocurre lo contrario y el agotamiento te permite disfrutar de una noche de sueño reparadora.

La decisión que elijas dependerá de qué es lo que más te conviene según tus horarios, niveles de energía y compromisos. Lo más importante es que, si ya diste el primer paso y estás dispuesto a hacer algunos cambios en tu rutina, ¡no abandones! Aprende a administrar tu tiempo y verás cómo lo logras. Una de las mayores ventajas de formar parte de la familia Magna Haus es que cuenta con un gimnasio para que los residentes consigan esa vida integral que todos merecemos.

Fuente: BBC

No Comments


Leave a Reply

Your email address will not be published Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para mejorar nuestro servicio y la experiencia de nuestros usuarios. De seguir navegando entendemos que estas de acuerdo con lo anterior. Leer Más.

Acepto